Las Meninas de Tebas

un curioso viaje por el Museo Del Prado

Mujer-en-antigo-Egipto-portadaf-1000x500.jpg

Velázquez conocía bien dónde estaba Tebas, en Egipto. Había pintado a San Pablo de la Tebaida junto a San Antonio. Sabía que San Pablo se hacía sus propias vestimentas con las hojas de la palmera que tenía delante de su cueva y la pintó disimuladamente. Velázquez obvió deliberadamente cualquier referencia a Egipto.  San Antonio también tejía en los ratos que no estaba meditando, hacía cestas y esterillas. La palmera de la Tebaida era Sagrada en el Antiguo Egipto y Fra Angélico en su funeral de San Antonio, en el Museo del Prado, la pintó más realísticamente que Velázquez, porque su característica principal es que del tronco salen varias ramas y las hojas tienen otro formato.

Funeral de san Antonio Abad palmera de Velázquez.png

Velázquez conocía la importancia del tejer y los poderes que tiene, mágicos según la diosa egipcia Isis, que dicen fue la predecesora de la Virgen María. Pintó las Hilanderas para contarnos el mito de Aracne. Mito que repite en Las Meninas con el Rapto de Europa, que aparece junto al mito de Apolo vencedor de Pan, de Jacques Jordaens, en la penumbra de la gran sala. Referencia;  Javier Portús, Jefe de Conservación pintura española (hasta 1700).  Museo del Prado

Las Meninas y la Mitología.jpg

Este viaje por el Museo Del Prado no tiene ninguna base científica, ni doctoral, ni doctrinal, es simplemente un mirar con el corazón y dejarnos sorprender.

La Magdalena penitente.jpg
Nudo de Isis piernas.png

La Magdalena penitente, Pedro de Mena, 1664 (museo del Prado)

Nudo de Isis,

Egipto circa 1500 a.C.

Apis, los cuernos y el Sol.jpg

El Dios Apis con el disco solar sobre sus cuernos.